Nuestro sitio web utiliza cookies. Al continuar navegando asumimos su permiso para utilizar cookies de terceros, tal y como se detalla en nuestra política de privacidad.

X
Productos seleccionados Productos
seleccionados
Compra directa a Productor Compra directa
a Productor
Precios de Origen Precios de
Origen
Comunidad de Productores Comunidad de
Productores
Comercio Sostenible Comercio
Sostenible

Sobaos Joselín

imagen presentación Sobaos Joselín

La tradición Pasiega:

El área Pasiega de Cantabria ocupa los Valles del centro oriente de la Región, sobre el trazado de los Ríos Pas, Pisueña y Miera. Se trata de una zona montañosa, con un relieve complejo que ha marcado el devenir histórico de la Comarca al lastrar severamente las comunicaciones, los lazos de unión con los ejes productivos de Cantabria y definir por tanto un aislamiento secular que sólo se ha roto en las dos últimas décadas, en ese marco, la economía campesina, básicamente ganadera, se orientó desde el siglo XVI hacia la ganadería, y desde principios del siglo XX, de una manera muy precisa, a la producción lechera con un vacuno altamente especializado de razas frisonas de origen holandés. El clima, extremadamente oceánico, con elevadas precipitaciones y pocas horas de sol, no es apto para otros cultivos que no sean los forrajeros, de modo que aquella orientación lechera se convirtió en modelo y a partir de la instalación de la Nestlé en el Valle, en 1905, en auténtico tótem de la economía Pasiega. El resto es fácil de imaginar, la sobreproducción de leche, con unos principios grasos de muy elevada cualificación, pronto derivó en la intención, por los Pasiegos, de obtener mayor valor añadido a su trabajo; de ahí surgen una tradición quesera que data de mediados del diecinueve, las primeras mantequerías de la región , algunas de las más afamadas heladerías actuales y en la última instancia, porque son los últimos productos en llegar al mercado, los sobaos y las quesadas, hace ahora sesenta años.

La empresa:

Joselín Sobaos y Quesadas S.L es una pequeña empresa familiar en la tercera generación, ubicada en Selaya. En la actualidad cuenta con una plantilla de dieciséis trabajadores y ejerce una decidida y continuada apuesta por la calidad en el servicio a sus clientes. Frente a las tentadoras tendencias de un mercado que en ocasiones aboga por olvidar las prácticas tradicionales y artesanas a favor de una producción en línea, altamente tecnificada, planificada para abaratar costes a base de una desatención nítida a las materias de base, nuestra empresa abogó siempre por utilizar la mejor de las materias primas en busca de un producto natural, artesano y con la calidad de la quesada o el sobao pasiego original. La fidelidad de nuestros clientes es la base de nuestro trabajo, de la sostenibilidad de una pequeña empresa rural como la nuestra. Esa fidelidad sólo se sostiene elaborando cada día un producto excepcional por su sabor, por su olor y por su textura, que rememora los sabores de antaño sin renunciar a la modernidad en su presentación, pero sin alterar un ápice las rectas originales ni la idea inexcusable de utilizar en cada momento la mejor materia prima disponible.

Los productos de Joselín:

- El sobao Pasiego se elabora de forma sencilla con una masa en que se reparten a partes iguales azúcar, harina, mantequilla y huevos, más un impulsor, una levadura que permite a la masa crecer en el proceso de horneado. El horneado dura unos doce minutos a temperaturas cercanas a los 210ºC. No hay fórmulas mágicas, la elaboración es sencilla. Para hacer el mejor sobao pasiego posible sólo hace falta la mejor mantequilla posible. Lo demás es cariño y experiencia. La textura de nuestros sobaos pasiegos es inconfundible, es un sobao compacto, denso (sólo los humectantes y las glucosas industriales pueden esponjar un resultado que en nada se parecería al producto original), de un tono amarillo suave (sólo los colorantes industriales logran apariencias excesivas que tampoco son de nuestro gusto) y de un intenso y agradable olor a mantequilla. El sabor, dulce, debe reflejar nítidamente el aroma de la mantequilla.
La presentación al público obedece a dos formatos de tamaño. El más grande ofrece un peso de aproximadamente un kilo por media docena de sobaos. El más convencional supone 750 gr repartidos en doce unidades. Se presentan en envoltorio artesano, en caja o en papel parafinado de pastelería. Aunque no contienen ningún aditivo químico su conservación está garantizada en un plazo de dos meses, sin necesidad de frío.

- La Quesada Pasiega responde a una manipulación mucho más compleja de la materia prima de base. Cada Kilo de Quesada Pasiega conlleva la utilización de 1,2 Kg de leche cruda que debe ser tratada a la temperatura de ordeño, lo que lógicamente complica el proceso y ciñe la producción a un área territorial muy concreto. Al llegar al obrador (en los turnos de ordeño de las vacas, a las siete y las diecinueve horas aproximadamente) es preciso añadirle un cuajo para convertir la leche en cuajada. Antaño ésta operación se llevaba a cabo, en las cabañas de la Comarca, aprovechando la Gallium Verum ,“Cuajaleches”, o planta de San Juan, que así se denominaba popularmente al florecer con los primeros días del estío. Ésta flor, como ahora el cuajo tenía la propiedad de coagular la proteína de la leche para modificar su estado. Una vez cuajada la leche es preciso desuerar concienzudamente la cuajada; éste proceso ha de ser minucioso, muy detallado y necesariamente manual, porque sólo de ese modo obtendremos la textura deseada, la de un producto que en caliente puede comerse con cuchara. Lamentablemente lo industrial se ha impuesto, y es frecuente encontrar en el mercado productos sucedáneos que llevan el nombre de quesada pero desacreditan en realidad la imagen y la esencia del producto original, al obviar esta condición indispensable. El resto de ingredientes se añaden después: huevos, harina, azúcar, mantequilla, canela, sal y ralladura de limón. La masa es líquida y la cocción dura casi cuarenta minutos a temperaturas elevadas, por encima de los 200ºC. La presentación que ofrecemos a nuestros clientes obedece a dos formatos, 500 gr o 1 Kg. El formato de empaquetado al vacío favorece su conservación, procurando que el envase no reciba golpes y su conservación en frío una vez abierto. Como todos los alimentos al vacío, y como el buen vino, requiere una apertura con suficiente antelación a su consumo, al menos treinta minutos. También agradece, ya en manos del consumidor, un leve horneado para recuperar la textura del producto recién hecho.

La garantía de calidad:

Joselín Sobaos y Quesadas S.L cuenta con tres sellos de calidad que avalan el trabajo, la calidad, y la trayectoria de la empresa. Es la única empresa del sector en Cantabria avalada por el sello Internacional IFS (INTERNACONAL FOOD STANDARD), la más alta calificación de calidad y procesos en el sector alimentario que concede la Unión Europea mediante muy exigentes auditorías técnicas que deben renovarse cada año. Igualmente la empresa fue promotor y partícipe de la creación del distintivo de calidad controlada IGP (Indicación Geográfica Protegida) “SOBAO PASIEGO”, de cuyo Consejo Regulador lógicamente forma parte. Finalmente cabe destacar que la empresa obtuvo en el pasado ejercicio 2010, en su primera edición, el “Premio de excelencia a la innovación para mujeres rurales” que otorga el Ministerio de Medio Ambiente.
De acuerdo con la Ley de Ordenación del Comercio Minorista (art. 10 y Capitulo II de la LOCM), así como en lo regulado por la normativa comunitaria (Directiva 97/7/CE), cada productor, deberá informar a sus clientes, en su tienda virtual del DERECHO DE DESESTIMIENTO que les asiste, así como de la forma de ejercitarlo, teniendo en cuenta los requisitos mínimos a cumplir que establece la normativa:
No obstante lo anterior, en los supuestos en que el vendedor pueda suministrar un producto de calidad y precio equivalentes, en sustitución del solicitado por el consumidor, los costes directos de devolución, si se ejerce el derecho de desistimiento, serán por cuenta del vendedor que habrá debido informar de ello al consumidor.
• El cliente dispone de 7 días hábiles desde la recepción del producto para desistir voluntariamente de su compra y sin indicación de los motivos, computados según el calendario del lugar de residencia del comprador,
• El ejercicio del derecho de desistimiento no estará sujeto a formalidad alguna, bastando que se acredite en cualquier forma admitida en derecho.
• La devolución del producto por parte del comprador, no puede dar lugar a penalización alguna, no obstante, podrá exigirse al comprador que se haga cargo de los costes directos de la devolución (gastos de transporte).
• El productor estará obligado a entregar al comprador las sumas abonadas sin retención de gastos, cuando este ejerza el derecho de desistimiento o el de resolución conforme a la ley, lo antes posible y un plazo de tiempo,no superior a 30 días desde el ejercicio del derecho ola resolución. Transcurrido el mismo sin que el comprador haya recuperado la suma adeudada, tendrá derecho a reclamarla duplicada, sin perjuicio de que además se le indemnicen los daños y perjuicios que se le hayan causado en lo que excedan de dicha cantidad.

VII

GARANTÍAS
Se estará a lo dispuesto en la Ley de Garantías en la Venta de Bienes de Consumo, Ley 23/2003 de 10 de julio.
Comprar Sobao Pasiego IGP (12 unidades)
Sobao Pasiego IGP (12 unidades) Caja individual (12 unidades) 7,95
Comprar Sobao Pasiego Tradicional IGP (6 unidades)
Sobao Pasiego Tradicional IGP (6 unidades) Empaquetados en papel de alumi... 9,20
Comprar Sobao Grande (6 unidades)
Sobao Grande (6 unidades) Empaquetados en papel especial... 7,50
Comprar Sobao Mediano (12 unidades)
Sobao Mediano (12 unidades) Empaquetados en papel especial... 6,90
Comprar Sobaos Chocolate (12 unidades)
Sobaos Chocolate (12 unidades) Caja individual (empaquetado i... 7,00
Comprar Quesada Pequeña
Quesada Pequeña Caja individual empaquetada en... 6,90

Formas de pago

TPV Cecabank Transferencia Paypal (Tarjeta o Cuenta)